Juego de escape en familia

Bienvenidos una semana más al blog de MYSTERY ESCAPE. Esta vez queremos tratar de abriros la mente y hablar de jugar, jugar a un juego de escape en familia. Pues sí, con la familia también se puede jugar. Con este juego, no pretendemos resolver vuestros problemas familiares. Lo que sí queremos es que, juntos, logremos encontrar entre tanto misterio, ese cariño que se ha ido apagando por el camino. Qué bonito… pero a ver, pensadlo; ¿cuántas veces pasáis ratos entretenidos en familia? Pues seguro que después de leer este post, cambiáis de idea. La cosa no va de beneficios de jugar en familia, de por qué venir a jugar… no, no, esto es una reflexión; y es que nos hemos puesto tiernos después de las fiestas y queremos tocaros la fibra.

¿Quién puede jugar?

Los niños

¿Recordáis cuando jugabais con vuestros padres o abuelos cuando erais unos enanos? Como sabéis, los niños y niñas cuando llegan a una edad empiezan a buscar otro tipo de diversiones para experimentar, sentirse más adultos, libres y descontrolados. Así, a la larga, pasamos del “pues mi padre sabe, mi madre es…” al “ ¡el ****** de mi padre no me deja quedarme en tu casa a dormir!”

via GIPHY

Y este amig@s, es el comienzo del distanciamiento entre padres e hijos. La mejor forma de recuperar una buena comunicación con los niños, es seguir jugando con ellos, pero claro, lo difícil es encontrar algo que les entretenga. Seguro que al principio te viene con eso de que “es un rollazo”, “yo paso”, pero cuando estén jugando van a cambiar de idea. La sensación de estar encerrado y pensar que no podrá escapar les hará ponerse las pilas. “Ala, ahora sí, encerrado en tu habitación sin salir, ¡hasta que uses un poco el cerebro!” Además, por si no lo sabéis, un juego de escape tiene muchos beneficios para los pequeños.  

Los primos

Parece que pasarlo bien sea algo que solo puedas hacer con los amigos, pero no chicos, no. ¿Cuántos días te quedas en casa sin planes y no sale nadie? (esto lo sabrán mejor los de 30 y 40…). Pues cuando eras un microbio, tus primos molaban y erais inseparables. ¿Y ahora qué?

Cuando nos juntamos con la familia, sobre todo en Navidad, es cuando nos decimos cosas como:

·         PRIMO 1: “cuánto tiempo…”, “te acuerdas cuando…”, “¿qué tal va todo?”, “a ver si nos vemos más…”

·         PRIMO 2: “O sea, perdona, pero si somos de la misma ciudad.”

·         PRIMO 1: “Ya, es que tengo mucho lío, es bastante complicado.”

·         PRIMO 2: ¿12 meses de lío? ¿Te has hecho autónomo o qué?

No hay nada más real y auténtico que tu relación con los primos. Ese cariño que se ha forjado desde pequeños es difícil de conseguir con ninguna amistad. En cuanto empecéis a jugar, seguro que refrescas la memoria y vuelves a tener esa sensación que tenías cuando la liabais juntos.

via GIPHY

 

Los abuelos

No sé si os dais cuenta, pero muchos de los días que pasáis jugando a la consola, tomando cervezas o viendo pelis en casita, con la mantita, muchos mayores están solos en casa. Y oye, no hace falta que vayáis a hacer puenting con la abuela, o que os la llevéis con los colegas. Por si no lo sabéis, un juego de escape es en una habitación cerrada, tampoco los vais a perder. Además, a muchos abuelos les encanta esto de resolver misterios; están todo el día con los crucigramas, las sopas de letras y esas cosas. De hecho, muchas abuelas se pasan el día buscando cosas en casa, seguro que tienen más práctica que vosotros.

giphy-25

                                           ¿Dónde he puesto las gafas?

Dadles una alegría y pasad más momentos con vuestros mayores, que a veces los tenemos algo abandonados.

Los adultos

El ritmo de vida que  llevamos en la actualidad, la sensación de que hay que estar siempre haciendo cosas y al final, acabamos haciendo lo de siempre; nada. Mirar tonterías en redes sociales, ir de compras, cenas de “tranquis”, peli y palomitas. A ver, que hay otras cosas que se pueden hacer para salir de la rutina. Si lo único que hacemos para desconectar es lo mismo de siempre, la sensación de que el tiempo pasa deprisa es mucho mayor. Tu vida se convierte en un bucle: trabajo, gym, birras, resaca, paseo, peli y dormir. Lo importante es hacer cosas diferentes que recuerdes por muchos años. Porque al final, ¿qué os va a quedar más que los buenos recuerdos?

Los adultos ya han tenido muchos más años para conocer a la familia y cuando nos hacemos mayores, van surgiendo nuevos problemas que son difíciles de solucionar. Problemas entre suegros, entre cuñados y al final, mal rollo. Y está claro, si lo que queremos es que todo siga igual, pues mejor no hagamos nada. De vez en cuando hace falta tragarse un poco el orgullo y hacer algo para cambiar las cosas. Así que, contra el aburrimiento y el mal rollo, ¡salgamos a jugar en familia!

También podéis plantear grupos como: la familia de la novia contra la del novio, primos contra primas, mayores contra jóvenes…  ¿Ya habéis pensado el vuestro?

Junta a tu equipo

Si te animas y consigues reunir a un grupo de familiares, ya habrás superado la parte más difícil de todas. ¿Serás tú el/la que lo logre? Si es así, ya puedes ponerte en contacto con nosotros o reservar directamente tu(s) sala(s) para jugar de 3 a 5 personas. ¡Hasta 20 personas simultáneamente!

Hasta pronto amig@s, ¡os esperamos!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.