Cómo identificar a un niño superdotado – 11 señales

Con motivo de la reciente “vuelta al cole”, queremos hacer un post dedicado a los niños. Pero en este caso, no a los niños “normales”, aunque en estos tiempos, hacer esta generalización, quizás sea algo optimista. Saber diferenciar a un niño listo de alguien superdotado no es fácil sin acudir a un experto. De todas formas, hay ciertas señales que nos pueden ayudar a reconocer e identificar a un niño superdotado. ¿Sabéis en qué suelen destacar?

¿Qué significa ser superdotado?

Por mucho que la abuela repita constantemente que su nieto es “mu listo” porque se fija mucho en las cosas y sabe 4 animales en inglés, no estamos delante de una mente prodigiosa. Para eso se realizan algunos estudios que lo corroboran. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ser superdotado significa tener un coeficiente intelectual (IQ) por encima de 130 puntos. Si te quedaste en 129, lo siento, te quedas siendo un listillo más. Aun así, estos estudios no son 100% fiables, por eso, algunos profesores señalan que los niños superdotados no tienen por qué ser excesivamente inteligentes. Una de las formas de comprobar esta superioridad mental y asegurarse de esta cualidad, es obtener buenos resultados de forma continua. El alto rendimiento es una prueba de que el cerebro mantiene siempre ese nivel de excelencia. Eso significa que no es cosa del azar, y no solo eso, sino que la calidad de su trabajo, mejora a un ritmo superior al de los demás.  Aquí tenéis un test de 30 preguntas para haceros una idea de las capacidades de vuestros hijos. Es para niños de 9 a 14 años.

¿Cómo identificar a un niño superdotado? 11 SEÑALES

 

Aprendizaje

El primero. Los niños superdotados recuerdan las cosas con mayor facilidad ya que tienen una memoria superior a la de los demás. Se acuerdan de los pequeños detalles, recuerdan nombres, objetos o conceptos abstractos fácilmente.

via GIPHY

Motivación

Los niños superdotados suelen concentrarse y focalizar mejor la atención en aquello que les interesa. Si a un niño le interesan p.ej. los dinosaurios, este elemento es capaz de aprenderse sus nombres, y las características de cada uno de ellos sin problema alguno. Leen por gusto, no por obligación.

via GIPHY

Creatividad

La capacidad de crear y fantasear es otro de los elementos que pueden distinguir a un niño superdotado. Ven las cosas de forma poca convencional, con lo cual pueden llegar a parecer niños un poco raros o “freaks”. Lo interesante es descubrir cómo su diminuto cerebro ha conseguido llegar a establecer estas relaciones. Si son muy avanzadas para su edad, esa es una señal.

via GIPHY

Liderazgo

Son personas que se involucran y les gusta dirigir y asumir el peso de un proyecto. Son responsables y cuando empiezan algo, se esfuerzan hasta acabarlo; no dejan las cosas a medias. Les gustan los nuevos desafíos y superarse, por eso son críticos con su trabajo y con el de los demás. Además, al tener facilidad de palabra, son influyentes y convincentes.

via GIPHY

Arte, música y teatro

Una de las formas de expresar su gran mundo interior, son las “artes”. Ya sea un lienzo, una melodía tarareada que puede transformarse en una partitura o un chiste divertido, son signos de una inteligencia superior. Esto se debe a su alta sensibilidad, y expresarlo artísticamente, les provoca felicidad.

via GIPHY

Comunicación

Los niños superdotados suelen tener mucha facilidad para expresarse de forma lógica y comprensible. Aprenden a utilizar el vocabulario antes de lo normal. Son los típicos que desde pequeños hablan por los codos, razonan y además saben expresarlo a la perfección, con precisión y claridad. Suelen ser muy descriptivos y saben agregarle emoción y darle color a historias simples.

via GIPHY

Planificación

Otra de sus habilidades es su capacidad de organización. Su cerebro tiene facilidad para establecer relaciones, con lo cual le es mucho más fácil agrupar objetos o términos para facilitar el trabajo. Además saben asignar prioridades entre distintas tareas. Son buenos en juegos de estrategia como podría ser el clásico ajedrez.

via GIPHY

Matemáticas

Algunos de estos niños pueden expresarlo resolviendo rompecabezas, juegos y problemas de lógica. Estos niños ven este tipo de juegos como un reto y disfrutan tratando de resolverlo. Tienen paciencia y son constantes para encontrar una solución.

via GIPHY

Leyendo

También son capaces de concentrarse durante largos periodos de tiempo y por eso aprenden con mayor facilidad. Por eso, es posible que necesiten leer libros para una edad o nivel superior al suyo. Como os contábamos al principio, no leen por obligación como la mayoría; leen y disfrutan leyendo.

via GIPHY

Tecnología

Los niños superdotados, suelen tener facilidad para aprender el funcionamiento de los aparatos tecnológicos. Aunque eso hoy en día es difícilmente demostrable. Todos los digitales nativos tienden a aprender a utilizar la tecnología con mucha facilidad, y no por ello son superdotados. Al igual que porque la abuela o la madre no sepa como desbloquear el móvil después de un año, no significa que sea “cortica”.

via GIPHY

Ciencia

Por último, otra de las características que hemos escogido es su curiosidad por saber el “por qué” de las cosas. Suelen hacer y hacerse muchas preguntas. Mamá y porqué… papa, y porqué y porqué… Se pueden llegar a interesar por cosas que normalmente no preocupan a un niño. Sexualidad, pobreza, política… Suelen buscar siempre la verdad y una demostración empírica de los hechos.

via GIPHY

Listos, ¿o no tan listos?

Como veis, estas son algunas de las características más fáciles de detectar en un niño superdotado. No tienen que tenerlas todas, pero sí buena parte de ellas. Sin embargo, puede haber niños que destaquen en alguna de estas áreas, como la creatividad o el sentido artístico. Si es cierto que pueden ser personas inteligentes, pero deben tener otras cualidades para ser superdotados. Aún así, la inteligencia se puede entrenar, y hay ciertos juegos que facilitan la capacidad de concentración y de razonamiento en los niños. Evidentemente, un Escape Room es uno de ellos. La presión hará poner a prueba su ingenio y les enseñará a trabajar en equipo por un objetivo común. Si quieres venir a jugar con los tuyos, en Mystery Escape, pueden venir a jugar desde los 11 años. Entra y reserva ya tu sala para venir a jugar con los tuyos.

 

 

 

 

 

0